Artista valdiviano inmortaliza lo cotidiano en nuevo proyecto pictórico

Animales domésticos, cocinas a leña y casas de un barrio como cualquier otro, están en primer plano en “Bodegón del sur. Elementos del cotidiano simbólico”, de Carlos Ecuvier. Es una iniciativa ganadora del fondo Conarte.

Cañones humeantes, bandurrias sobre un techo y un gato a un costado de una cocina a leña junto a una bandeja de sopaipillas.  Estos son algunos de los protagonistas escogidos por el artista Carlos Escuvier en su nuevo proyecto pictórico: “Bodegón del sur. Elementos del cotidiano simbólico”.

Es una de las catorce iniciativas ganadoras del fondo Conarte 2021 de la Municipalidad de Valdivia. Consiste en la creación de una serie de 13 obras de mediana y grandes dimensiones en técnica mixta (óleo y acrílico sobre tela) hechas desde el inicio del segundo semestre. Cada pieza es una invitación a entrar a un mundo de figuras que abundan en el entorno inmediato y que son un sello de la zona.

“Son elementos que uno encuentra con frecuencia en el paisaje y que se pueden ver cuando uno sale a caminar. También están al interior de las casas. Corresponden a aquellas figuras que no son valoradas artísticamente, pero que pertenecen a un bodegón propio, que en este caso es un bodegón del sur. Entonces con el proyecto la idea es ponerlas en valor desde la pintura. Es que desde el arte en general existe una fascinación por documentar todo lo que es propio de un territorio. Los ejercicios presentados no pretenden ser decorativos, en mi caso buscan un desplazamiento de los elementos actuales a una mirada reflexiva y contemporánea de una identidad local o sureña, intentando que el espectador pueda percibir una cercanía, producto de la convivencia del observador con esos elementos, desproveerlo de superficialidad y buscar dignificación”, dice Escuvier. 

“Bodegón del sur. Elementos del cotidiano simbólico” es una figuración interpretada donde igualmente juega un rol fundamental la paleta de colores. 

“Evito en lo posible utilizar la expansión del color y en ese sentido es una paleta más reducida. Es que la atmósfera del sur es así, sin tantos colores. Por ejemplo, el invierno es más gris entonces eso hace que lo cromático sea mucho más reducido y por ello también desafiante al momento de llevarlo a una pintura”, agrega el artista.

Animales domésticos, cocinas a leña y frascos de mermelada también están en la propuesta de Carlos Escuvier. Dice que no por ser habituales en el arte, no dejan de ser objetos con una riqueza estética oculta. En el proyecto completo, los elementos están dispuestos en una serie de bodegones de interior y otra de paisajes. “Ahí la selección está sujeta a mi propia observación de cosas presentes en mi casa, en la casa de mis vecinos o aquello que surge en los recorridos por la ciudad. De todo eso voy haciendo una documentación con bocetos o fotografías y luego paso a la etapa de selección de los objetos”, explica. 

De esta forma, el artista propone una mirada distinta al concepto de bodegón o naturaleza muerta, que es un género pictórico, en la categoría figurativa de la pintura con un rango menor respecto a los grandes relatos de importancia en la pintura de representación realista.

El bodegón tiene orígenes en la antigua Grecia, que decoraban de maneras ornamentales algunas paredes tanto en pintura como en mosaico. Se popularizó en el arte occidental durante el siglo XVII y sirvió para construir una documentación de un periodo y una determinada clase social, ya que se exhibía la opulencia de las clases burguesas exaltando el valor la vida de una sociedad privilegiada, como por ejemplo las obras del español Juan Bautita Espinoza – 1624 obra de orfebrería o de Willen Hed (barroco de los países bajos 1634) obras que documentan el modo de vida y su relación con esos factores que le otorgaban un estatus social

Carlos Escuvier es docente y artista visual formado en la Escuela de Artes Visuales de la Universidad Austral de Chile, con especialidad en pintura y grabado. Nació en Valdivia en 1978 y es miembro fundador del colectivo Quarzo (especializado en creación de murales en espacios públicos y privados). Actualmente es profesor en la Escuela de Artes y Oficios de Corral; y mantiene una producción permanente de obra a nivel individual.

“Bodegón del sur. Elementos del cotidiano simbólico” está actualmente en etapa de producción y su estreno está anunciado para inicios de 2022. No se descarta una exposición presencial en los salones de la Casa Prochelle Uno (Los Robles N° 4, Isla Teja, Valdivia).

En forma paralela los avances del proyecto se pueden seguir en las redes sociales del artista www.facebook.com/palidopintor y en Instagram @palidopintorpintura

Contacto de Carlos Escuvier: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

 

 

logo

La Corporación Cultural de la Ilustre Municipalidad de Valdivia, creada por Decreto Supremo Nº 1472, el 7 de noviembre de 1994 por el Ministerio de Justicia,...

Ponerse en contacto

Avenida Los Robles, Nº 4, Valdivia, XIV Región de Los Ríos.

(+56) 632219690

  contacto@ccm-valdivia.cl

 www.ccm-valdivia.cl

Únete a CCM-Valdivia

Regístrese para recibir Email con la información más reciente.